icon-blockquote icon-dislike icon-engranaje icon-facebook icon-fullscreen icon-mail icon-next icon-phone icon-place icon-prev icon-reloj icon-sq-facebook icon-sq-instagram icon-sq-linkedin icon-sq-twitter icon-twitter
Menu

31/03/2017

|

Por Francisco Ubilla B

¿Cuáles son las diferencias entre la Punción Seca y la Acupuntura?

¿Cuáles son las diferencias entre la Punción Seca y la Acupuntura?

La punción seca, conocida también como “dry needling”, es una técnica basada en la evidencia, con numerosos estudios científicos sobre su eficacia y aplicación.

 

Sólo puede ser utilizado por Kinesiólogos o Quiroprácticos formados en dicha técnica, y se trata de un método muy efectivo para tratar patologías músculo esqueléticas, sobre todo en contracturas e hipertonía muscular. No se suele utilizar en tendinopatías o esguinces, ya que para eso disponemos de otras técnicas más efectivas. Cada músculo tiene una serie de puntos concretos denominados “puntos gatillo miofasciales” que suelen estar latentes o inactivos, pero por alguna circunstancia como una sobrecarga, movimientos repetitivos, un traumatismo, etc., estos puntos gatillo miofasciales pueden activarse produciendo un dolor localizado o irradiado, molesto y a veces incapacitante. La punción del músculo se realiza en una banda tensa situada en el Punto Gatillo, así se estimula el receptor muscular, se produce una relajación y con ello el aumento de la elasticidad y la disminución del dolor en la zona.

La punción seca, utiliza las agujas de acupuntura, pero más largas (dependiendo de la profundidad del músculo a tratar) para pinchar directamente ese “punto gatillo”. Esta punción suele durar entre 2 y 5 minutos, en los que el fisioterapeuta suele manipular la aguja varias veces en ese tiempo. En esa punción no se inyecta ninguna sustancia y busca unos espasmos musculares que son los que van a producir la posterior relajación de la musculatura. Suele ser bastante efectiva, aunque todo dependerá de la destreza, la técnica del fisioterapeuta y si se localiza correctamente el “punto gatillo miofascial” que nos está dando el problema. Debido a los elementos que utilizan, ambas técnicas pueden confundirse. Pero no son lo mismo ya que, aunque la técnica de inserción de la aguja es muy similar, su filosofía y el enfoque son muy diferentes.

Nota: Los Puntos Gatillo son aquellas zonas hipersensibles sobre una banda tensa de microfibras musculares. Es donde por diversos motivos el músculo presenta un acortamiento, no le llegan bien los nutrientes y presenta hipersensibilidad cuando se toca. Esto puede causar dolor en otras zonas más distantes a ese punto. No es tanto una simple contractura como un acortamiento muscular, el dolor es un poco más intenso pudiendo irradiar/referir a una zona lejana al dolor original.

En el caso de la ACUPUNTURA, el tratamiento y enfoque es muy distinto. Se trata de una técnica que se utiliza dentro de la Medicina Tradicional China, junto con otras como moxibustión, ventosas, etc. La Medicina Tradicional China, puede ser estudiada por cualquier persona, sin tener estudios previos universitarios relacionados a carreras de la Salud necesariamente.

La Medicina Tradicional China se basa en que el cuerpo tiene dos energías predominantes y contrapuestas, el Yin y el Yang, y entre estas tiene que haber un equilibrio. Cuando se produce una alteración en dicho equilibrio es cuando se producen las enfermedades o patologías. Todo nuestro cuerpo está dividido en doce canales energéticos o meridianos, y cada uno de ellos a su vez está dividido en puntos energéticos.

Será el terapeuta quien, mediante una valoración previa, determinará qué canal está en desequilibrio y qué puntos pinchar. Las agujas que se utilizan son finas, no inyectan ningún tipo de sustancia, y los puntos están a nivel superficial. Es decir, que con la aguja no se suele llegar a estructuras más profundas como musculatura o ligamentos. Una vez pinchada la aguja en el o los puntos que el terapeuta considere necesario, se suelen dejar actuar durante un período de tiempo mínimo que oscila los 20 minutos.

En la acupuntura se aplican las agujas en unos puntos determinados que se localizan en meridianos, que no tienen por qué encontrarse próximos a la zona lesionada. Sin embargo, en la punción seca se inserta la aguja directamente sobre el punto gatillo. Otra diferencia importante entre ambas técnicas es la postura del paciente. La acupuntura se realiza con el paciente en decúbito (es decir acostado), mientras que para la punción seca se coloca en la posición en la que resulte más accesible la zona del punto gatillo.

Por último, cabe destacar que, mientras que la punción seca se utiliza exclusivamente (o casi) para el tratamiento de puntos gatillo miofasciales, la acupuntura se emplea en múltiples trastornos, y no sólo los dolorosos, como pueden ser los respiratorios, ginecológicos, reproductivos, digestivos, urinarios, para la pérdida de peso, para regular el estrés, e incluso para tratar trastornos relacionados con el tabaquismo, entre otros.

El diámetro de las agujas de Punción Seca varía entre 0,25 y 0,35 mm (pueden usarse de menor diámetro, pero no es lo habitual) mientras que en los tratamientos de acupuntura irán desde 0,16 mm a 0,25 mm (a no ser que se necesite hacer alguna técnica más invasiva, pero se trataría de casos excepcionales).

¿Qué tienen en común la punción seca con la acupuntura?

  • Se realiza con agujas estériles de acupuntura
  • Se puede realizar sobre puntos de acupuntura
  • Trata puntos gatillo (coincidentes con puntos “ASHI” –> puntos dolorosos a la presión)
  • Ambas técnicas persiguen la eliminación del dolor/molestia/problema.
  • Ambas se benefician de la respuesta del SNC

puncion seca

 

Francisco Ubilla B
Por

Francisco Ubilla B

Artículos relacionados

Volver al blog