icon-blockquote icon-dislike icon-engranaje icon-facebook icon-fullscreen icon-mail icon-next icon-phone icon-place icon-prev icon-reloj icon-sq-facebook icon-sq-instagram icon-sq-linkedin icon-sq-twitter icon-twitter
Menu

La Quiropráctica es la profesión sanitaria que se ocupa del diagnóstico, tratamiento y prevención de los trastornos neuro-músculo-esqueléticos y de los efectos de estos en la salud general. Trabaja sobre la columna vertebral y a través de técnicas manuales de ajustes y manipulación busca corregir sus problemas mecánicos y mejorar así el funcionamiento del sistema nervioso y la salud de todo el organismo.

Fue fundada en Iowa (EEUU) en la década de 1890 y es la tercera profesión sanitaria de Atención Primaria en el mundo, con más de 30 millones de pacientes cada año.

En muchos países el Quiropráctico está integrado en el sistema público de salud y es el primer facultativo al que se consulta. Se estima que la Quiropráctica permite un ahorro de hasta el 50% de los costos sanitarios respecto a los tratamientos tradicionalmente utilizados.

Figuras mundiales del deporte, la música, el cine y la política cuentan con un Quiropráctico en su equipo.

En Chile, los profesionales tienen a lo menos 8 años de formación universitaria y la mayoría de los Quiroprácticos en nuestro país son Kinesiólogos. La formación en Chile se da actualmente en la Universidad Central, que está capacitada y autorizada por la World Federation of Chiropractic (WFC), para dictar esta carrera desde el año 2010 a la fecha.

El desarrollo de la Quiropráctica en Chile es cada vez mayor y está cambiando la forma de hacer salud, ya que la resolución de los problemas de la columna y trastornos musculoesqueléticos desde la Quiropráctica, han demostrado tener un impacto positivo en la salud pública en el mundo, debido a la alta efectividad, seguridad y eficiencia científicamente comprobada de la Quiropráctica.

"Tratamos sin remedios ni cirugías: hernias discales, discopatías, escoliosis, dolores de espalda y cuello, cefaleas, ciática, tendinitis y lumbago, entre otros"

Columna Interactiva

C1

Vértebra Cervical

Afecta a:
Riego Sanguíneo a la cabeza.
Glándula pituitaria.
Cráneo.
Huesos de la cara.
Cerebro.
Oído interno y medio.
Sistema nervioso simpático.

Síntomas:
Dolor de cabeza.
Mareos.
Vértigo.
Oído.
Gripe.
Resfriados.
Dolor de garganta.
Dolores cervicales.
Problemas de sueño.

C2

Vértebra Cervical

Afecta a:
Ojos.
Nervios ópticos.
Nervios auditivos.
Sinus.
Mastoides.
Lengua y frente.

Síntomas:
Sinusitis.
Dolor de cabeza.

C3

Vértebra Cervical

Afecta a:
Mejillas.
Oído externo.
Huesos de la cara.
Nervio trifacial.

Síntomas:
Fatiga crónica.
Vértigo.
Ansiedad.

C4

Vértebra Cervical

Afecta a:
Nariz.
Labio.
Boca.
Trompa de Eustaquio.

Síntomas:
Baja (frío, subir de peso).
Alta (insomnio, nerviosismo).

C5

Vértebra Cervical

Afecta a:
Cuerdas vocales.
Glándulas de cuello.
Faringe.

Síntomas:
Ronquera.
Irritación de garganta.
Manos dormidas.

C6

Vértebra Cervical

Afecta a:
Músculos del cuello.
Hombros.
Amígdalas.

Síntomas:
Dolor después de comer.
Necesidad de tomar antiácidos.

C7

Vértebra Cervical

Afecta a:
Glándula tiroides.
Pulmones.
Articulaciones de hombros y codos.

Síntomas:
Dolor de cabeza.
Estornudos.
Pesadillas.
Sensación de ardor en la piel.
Tendinitis en hombros y codos.

T1

Vértebra Toráxica

Afecta a:
Antebrazos (incluyendo dedos, manos, muñecas).
Esófago.
Traquea.
Corazón.

Síntomas:
Enfermedades coronarias.
Dolores en trapecios.
Entre omóplatos.
Adormecimiento y hormigueo en manos.

T2

Vértebra Toráxica

Afecta a:
Corazón (incluyendo las válvulas y cubierta, arterias coronarias).
Pulmones.

Síntomas:
Asma.
Bronquitis.
Fatiga.
La persona se queda sin respiración.

T3

Vértebra Toráxica

Afecta a:
Pulmones.
Tubos bronquiales.
Pleura.
Pecho y Senos.

Síntomas:
Asma.
La persona se queda sin respiración.
Tos crónica.

T4

Vértebra Toráxica

Afecta a:
Vesícula biliar.

Síntomas:
Náuseas.
Dolor de cabeza.
Hinchazón después de comer.
Intolerancia a las grasas.

T5

Vértebra Toráxica

Afecta a:
Estómago.
Plexo solar.
Sangre.

Síntomas:
Úlcera gástrica.

T6

Vértebra Toráxica

Afecta a:
Páncreas.

Síntomas:
Ronquera.
Irritación de Garganta.
Manos Dormidas.

T7

Vértebra Toráxica

Afecta a:
Bazo.
Duodeno.

Síntomas:
Deficiencia inmunológica.
Baja resistencia.

T8

Vértebra Toráxica

Afecta a:
Hígado.

Síntomas:
Dolor de cabeza.
Estornudos.
Pesadillas.
Sensación de ardor en los pies.

T9

Vértebra Toráxica

Afecta a:
Glándulas renales.
adrenales y suprarrenales.

Síntomas:
El paciente está muy afectado del estrés.

T10

Vértebra Toráxica

Afecta a:
Intestino delgado.

Síntomas:
Molestias digestivas 1 o 2 horas después de comer.

T11

Vértebra Toráxica

Afecta a:
Riñones y uréteres.

Síntomas:
Retención de líquidos.

T12

Vértebra Toráxica

Afecta a:
Intestino delgado.
Circulación linfática.
Riñones y uréteres.

Síntomas:
Tobillos hinchados.
Retención de líquidos.
Hinchazón de párpados.

L1

Vértebra Lumbar

Afecta a:
Intestino grueso.

Síntomas:
Gases.
Mal aliento.
Toxicidad.
Aparecen círculos alrededor de los ojos.
Dolor de cabeza después de dormir muchas horas.

L2

Vértebra Lumbar

Afecta a:
Intestino grueso.
Apéndice.
Abdomen y muslos.

Síntomas:
Molestias digestivas 1 o 2 horas después de comer.

L3

Vértebra Lumbar

Afecta a:
Órganos sexuales.
Útero.
Vejiga.
Rodillas.

Síntomas:
Lumbalgia.
Problemas de evacuación.

L4

Vértebra Lumbar

Afecta a:
Próstata.
Válvula ileocecal.
Vejiga.
Colon.
Órganos sexuales.
Músculos de la parte inferior de la espalda.
Nervio ciático.

Síntomas:
Lumbalgia.
Problemas de evacuación.
Dolor de cabeza.
Ciática.

L5

Vértebra Lumbar

Afecta a:
Piernas por debajo de las rodillas.
Rodillas.
Tobillos y pies.
Próstata.
Colon.
Órganos sexuales.

Síntomas:
Inflamación de la próstata.
Dolores en la menstruación.
Dolor de piernas por debajo de las rodillas.

Sacro

Afecta a:
Caderas.
Nalgas.

Síntomas:
Problemas con el aparato reproductor.
Dolor de pierna.
Dolor de cadera.

Cóccix

Afecta a:
Recto y ano.

Síntomas:
Hemorroides.
Dolor al sentarse.
Picores.

Columna Interactiva

¡Descúbrelo tú mismo!
Toca con tu dedo o pasa el mouse sobre las diferentes vértebras y descubre cómo influencia cada una de ellas en diversas afecciones y dolores del cuerpo.

Quiropráctica: Ciencia, Arte y Filosofía

La palabra Quiropráctica es una combinación de las palabras Griegas “chiros” = manos y “praktikos” = hecho o práctica. Esto quiere decir HECHO POR LAS MANOS.

quiro

Ciencia por su formación universitaria y los conocimientos científicos en los que se basa. Arte por el largo aprendizaje de años que requiere la realización del ajuste manual específico. Pero la identidad y particularidad de la quiropráctica reside sobre todo en su filosofía, en su visión del ser humano, ya que de ella deriva su ejercicio.

La Quiropráctica reconoce que el cuerpo es mucho más que la máquina más perfecta y sofisticada del universo: dispone de una capacidad de auto-regeneración que en ámbitos quiroprácticos se conoce como inteligencia innata. Esa misma inteligencia, esa misma fuerza que a partir de la unión de dos células ha podido construir un ser humano, es la mejor situada para curar ese mismo cuerpo y mantenerlo sano a lo largo de su vida.

Esa inteligencia se expresa a través del sistema nervioso: el cerebro y las redes de comunicación que lo conectan al resto del cuerpo. La misión del Quiropráctico consiste en asegurarse que esta inteligencia innata, esta capacidad del mismo cuerpo para curarse y estar sano, puede expresarse plenamente, libre de interferencias que pudieran mermar esa capacidad. Las interferencias, producidas por varios factores, se forman principalmente en la columna vertebral, por lo que el Quiropráctico concentra la mayor parte de su atención en esta zona.

En español, el término adecuado es Quiropráctica y no el de Quiropraxia, que viene derivado del francés “chiropraxie”. Los Doctores en Quiropráctica siempre utilizan en español el término Quiropráctica y no Quiropraxia, que suele ser utilizado erróneamente por personas ajenas a la profesión. El Quiropráctico recibe el titulo de “Doctor en Quiropráctica” tras completar una carrera de un mínimo de 6 años en la universidad.