icon-blockquote icon-dislike icon-engranaje icon-facebook icon-fullscreen icon-mail icon-next icon-phone icon-place icon-prev icon-reloj icon-sq-facebook icon-sq-instagram icon-sq-linkedin icon-sq-twitter icon-twitter
Menu

30/06/2016

|

Por Clínica Raquis

Cefalea

Cefalea

La Cefalea o comúnmente denominada “dolor de cabeza”, es uno de los trastornos más comunes en la población mundial y muy común en la consulta Quiropráctica. La OMS calcula que casi la mitad de los adultos han sufrido por lo menos una cefalea en el último año. A escala mundial, las cefaleas han sido subestimadas, se conocen mal y no reciben el tratamiento adecuado. Las evaluaciones Quiroprácticas permiten identificar el origen del dolor, generar un diagnóstico preciso y un tratamiento efectivo.

Por lo general el dolor de cabeza, suele ser de poca intensidad o incluso limitar la vida diaria. Se presentan con frecuencia y los dolores normalmente se manifiestan a ambos lados de la cabeza creándonos sensación de entumecimiento y compresión. Una de las más comunes y con mucho éxito en la Quiropráctica, es la cefalea tensional, la cual se caracteriza por un dolor en la base del cráneo, que incluso puede referirse hacia la frente.

Las principales causas por las que podemos llegar a tener dolor de cabeza pueden ser:

  • estrés emocional (nervios y ansiedad).
  • estrés físico (golpes, caídas, postura)
  • estrés químico (hormonal, alcohol, dieta y factores medioambientales).

En todo el mundo, solo en una pocas personas que sufren cefaleas reciben un diagnóstico médico apropiado y oportuno. Es por este motivo que es importante considerar todos los antecedentes y realizar una exhaustiva evaluación de cada persona para realizar un correcto tratamiento Quiropráctico.

El Quiropráctico puede identificar el origen de la cefalea, interviniendo de forma directa o indirecta sobre aquellas estructuras cervicales o craneales que están generando el dolor. El efecto de estas técnicas puede ser inmediato o lograrse en algunas sesiones después de la primera cita. Lo más evidente es la disminución progresiva o inmediata en la intensidad y frecuencia de los eventos dolorosos que le usuario padece.

Clínica Raquis
Por

Clínica Raquis

Artículos relacionados

Volver al blog